Cómo comprar acciones de Google desde Puerto Rico

¿Debería invertir en Google?

Google es el buscador más utilizado y la página más visitada a nivel mundial, realizando un promedio de tres mil millones de búsquedas diarias. Pero, también es una de las más grandes compañías de software y servicios electrónicos que existe desde hace mucho.

Al igual que otras compañías de internet, Google nació como un proyecto universitario en el año 1996 de los estudiantes Larry Page y Sergey Brin. Dos años después, en 1998, ambos fundan la compañía Google Inc. y el motor de búsqueda es puesto en la web el 27 de septiembre.

En aquel entonces, sólo se trataba de un buscador con infraestructura de 80 servidores colocados en un armario. Sin embargo, su éxito inicial fue tan grande que ya para el año 2000 había desplazado al buscador más popular hasta el momento, AltaVista.

Desde entonces, Google no ha hecho sino crecer hasta convertirse en el gigante tecnológico que conocemos en la actualidad. De solo un buscador y generar ingresos con publicidad en internet, Google evolucionó hasta ofrecer una gran variedad de servicios entre los que podemos mencionar:

  • YouTube
  • Google Chrome
  • Android OS

Y mencionamos estos porque son los que más ingresos le generan a Google, ingresos que provienen del modelo de publicidad que todos conocemos. Pero también hay proyectos menos conocidos que también generan ingresos a la compañía, como Google Drive, Workspace o Cloud.

Proyectos futuros de Google

Al ser una compañía tecnológica, Google se mantiene en un proceso de investigación y desarrollo continuo que sostiene su éxito en el mercado. Es así como Google posee un laboratorio conocido como Google X en el cual trabaja en nuevas tecnologías.

En este laboratorio Google desarrolla tecnología que puede parecer futurista como los Smarty Pants, que son unos pantalones robóticos controlados por inteligencia artificial que ayudarán a las personas con movilidad reducida.

Siguiendo la línea de lo futurista, también podemos mencionar el proyecto Wolverine. En este caso se trata de un dispositivo que mejoraría la audición de cualquier persona. Seguramente pensará que esto no tiene nada de futurista, pero la magia está en la capacidad que tendrá el dispositivo de centrarse en un hablante en particular en un ambiente lleno de personas.

Estos son proyectos que están en marcha, pero para mencionar algo más racional y relacionado con la compañía, está el proyecto Taara. Este proyecto busca llevar internet a todo el mundo utilizando haces de luz en lugar de cables. Y según la propia compañía, está tecnología es la única que tiene el potencial para superar a Google Fiber.

Esta es la forma en la que Google se ha mantenido creciendo en el tiempo y lo que le ha permitido mantenerse en el grupo de las cinco grandes de la tecnología, junto con Facebook, Amazon, Microsoft y Apple.

Por cierto, ¿estás familiarizado con el apalancamiento (también conocido como «leverage»)? Si no, te lo resumo brevemente: otra de las ventajas de este producto financiero es que te permite operar con cifras mayores de las que realmente tienes. Por ejemplo: si cuentas con 100$ y los metes a un apalancamiento x2, la cantidad que invertirás es de 200$.

¿A que parece un fraude? Pues no: el apalancamiento financiero te deja, efectivamente, invertir más dinero del que de verdad tienes.

El apalancamiento de este broker, explicado

Supongamos ahora que estás convencido de que Google va a subir de precio, por tanto vas a «ponerte largo». Sin embargo solo dispones de 1.000$ dólares para tu inversión. ¿Verdad que es una lástima dejar pasar la oportunidad de ganar más dinero?

Siempre podrías ir a tu banco, pedir un préstamo, poner alguna propiedad como aval, aguardar a que te lo acepten, esperar a que te llegue el dinero, enviar el dinero al broker, aguardar a que llegue, y entonces comprar acciones de Google.. Y para entonces es probable que ya haga varios días que tu predicción se confirmó y el precio de Google esté ya en un coste tan alto que sería absurdo meterse.

A través del apalancamiento conseguirás ese dinero. Es como si pidieras dinero prestado, pero mucho mejor: desde el propio broker puedes conseguir financiación para invertir más fondos de los que tienes. Es muy sencillo, cuando vayas a invertir verás que te aparecen las opciones que en esta captura subrayamos:

apalancamiento Google

Como puedes ver, en el caso de las criptomonedas el apalancamiento de broker es x2.

En otros activos la capacidad de apalancarse es mayor. ¿Por qué? Porque las criptomonedas son un valor en el que se invierte a largo plazo, mientras que el apalancamiento se usa sobre todo para operaciones de day trading o en general a corto plazo. Una vez aclarado esto, vamos a explicar mejor cómo funciona el apalancamiento.

Si con 1000$ escoges el apalancamiento x2, tu inversión es de 2*1000$, es decir de 2.000$. La plataforma te deja la cantidad restante para llegar a esa cifra.

Pongamos que ha pasado el tiempo y, efectivamente, estabas en lo cierto: Google se ha revalorizado un 20% y los 2.000$ se han revalorizado hasta alcanzar los 2400$, e inteligentemente optas por cerrar la posición.

Lo primero, como no podía ser de otra forma, es que se te descuentan los 1.000$ del leverage. Te quedan 1.400$, de los cuales 1000$ es el dinero que tú mismo pusiste, así que la ganancia neta son 400 USD.

Con 1000$ te llevas 400$ de beneficio, un beneficio del 40%. ¿Nada mal, verdad?

Pero como seguramente sospecharás, no todo son ventajas: el truco está en que se maximizan los riesgos. Si todo sale según lo previsto y el precio sube, ganarás más dinero en menos tiempo; sin embargo, si el valor del bien se mueve en la dirección opuesta también perderás más dinero en menos tiempo.

Por ejemplo: si en lugar de subir un 20%, el precio baja un 10%, tú en lugar de 10$ perderás 2 veces (el apalancamiento) esa cifra, 20$. Por eso para operar con apalancamiento es importantísimo conocer otros dos conceptos: el Take Profit y el Stop Loss.

El Take Profit es la orden de venta que está por encima del precio de compra: tú has comprado Google a 100$ y le pides al broker que en cuanto el precio llegue a 120$ cierre tu posición. Es muy útil para no verse cegado por la avaricia: todos estaríamos encantados con un 20% de beneficio al hacer la inversión, pero al llegar a ese 20% es probable que pienses «¿y si esto no ha hecho más que empezar a subir?», no cierres la posición y lo acabes perdiendo todo. Algo así como si tu «yo» del pasado se asegurara de que tu «yo» futuro no va a cometer ninguna tontería.

Aún más importante es el llamado Stop Loss, sobre todo si operas con apalancamiento ya que una leve bajada con apalancamiento puede acabar de un plumazo con cartera. Tú quédate con esto: es imprescindible poner un Stop Loss más conservador del que te propone broker.

¡Ah! Insisto en que que al ser un préstamo pagarás un interés, que aumentará cuanto más tiempo tengas abierta la operación apalancada. Vamos, que el apalancamiento no es muy aconsejable para inversiones a largo plazo.

¿Cómo funcionan los Contracts for difference?

Si has empezado a informarte sobre el broker, habrás comprobado cómo las siglas CFD aparecen recurrentemente. Ahora explicaremos qué son.

Las siglas CFD corresponden a «Contrato por diferencia» en inglés. Se trata de un contrato a través del que las dos partes (tú y el broker) aceptáis remuneraros la diferencia entre el precio de entrada y el precio de salida del activo subyacente.

Tranquilo, vamos a explicar todo paso a paso.

¿Qué es el activo subyacente? Simplemente es el valor en el que se está invirtiendo.

¿Cuál es el precio de entrada? El precio al que está la mercancía en el momento en que tú entras en la operación.

¿Y el de salida? El precio al que está Google cuando tú decides salirte de la operación.

La gran ventaja de este broker es no solo que te permite invertir «a favor» (es decir, con perspectivas de crecimiento de tu activo), sino que a través de los CFDs también puedes hacerlo «en contra». Un ejemplo: tú tienes la certeza de que Google va a bajar, así que lo lógico es pensar «si va a depreciarse, simplemente no me meto y ya compraré cuando esté muy bajo». Pero si estás en lo cierto y Google de verdad baja habrás perdido la oportunidad de ganar dinero gracias a tu predicción.

Esto no es problema gracias a lo que se conoce como entrar en corto. Su funcionamiento, contado grosso modo, es este:

  • Te prestan 100 acciones de Google, valoradas en un total de 5000$ (son cifras completamente inventadas)
  • Las vendes a su precio del momento, 5000$
  • El precio se reduce, tal y como intuías, y la unidad de Google pasa de 50$ a 30$
  • Vuelves a comprar las 100 unidades, pero ahora cuestan 3000$
  • Devuelves las 100 acciones de Google
  • ¡Te embolsas los 2000$ de diferencia!

Ten en cuenta que suena bastante más farragoso de lo que son en realidad los CFD realizados a través del broker: toda esta operación se puede resumir en que al invertir en Google podrás vender incluso si jamás compraste Google.

Alguno se estará preguntando «¿esto son los famosos futuros?». Pues no: los futuros son otro instrumento financiero que se parece bastante a los CFD, pero bastante menos ventajosos.

En caso de que te interese, estas son las diferencias entre los CFD y los futuros:

  • Contraparte
    • Futuros: es otro inversor
    • CFDs: la contraparte es el broker (eToro). En otras palabras no «juegas» contra otro individuo sino contra la banca
  • Fecha de vencimiento:
    • Futuros: tienen fecha de vencimiento. Al llegar esa fecha, se cierra tu operación independientemente de que estés en pérdidas
    • CFDs: no hay fecha de vencimiento. Esto significa que puedes esperar a que tu posición remonte antes de salirte
  • Variedad:
    • Futuros: muy poca variedad
    • CFDs: mucha variedad, puedes encontrar CFDs casi de cualquier activo
  • Inversión mínima:
    • Futuros: inversión mínima muy alta
    • CFDs: muy baja
  • Costes y comisiones:
    • Futuros: al ser cifras más altas, los costes suelen ser bastante menores
    • CFDs: más altos (sin llegar a ser demasiado elevados)
  • Apalancamiento:
    • Futuros: inexistente
    • CFDs: existente y accesible

Qué son las criptomonedas

Seguro que sabes sobradamentequé son las criptomonedas, pero te lo recordamos: son una divisa digital que utiliza la criptografía para garantizar la veracidad de los intercambios y evitar o limitar la emisión de nuevas unidades. O dicho en palabras más sencillas, es una moneda digital. La primera criptomoneda fue Bitcoin, pero desde entonces han visto la luz infinidad de nuevas criptodivisas que incluyen variaciones.

El mundo de las criptodivisas es verdaderamente complicado, pero afortunadamente no tienes que saber mucho para invertir en criptomonedas a través de este broker. Simplemente debes ir a Instrumentos, pinchar en «Criptomonedas» y escoger la que te interesa. Actualmente puedes encontrar estas:

  • Filecoin
  • UMA
  • Compound
  • Zcash
  • Polkadot
  • NEO
  • Tether
  • Iota
  • Terra
  • Ethereum Classic
  • Dogecoin
  • Stellar
  • Ripple
  • PancakeSwap
  • SushiSwap
  • Qtum
  • Cosmos
  • EOS
  • Enjin Coin
  • Synthetix Network Token
  • Litecoin
  • Maker
  • Aave
  • Uniswap
  • Chiliz
  • Monero
  • Ethereum
  • Cardano
  • Polygon
  • Chainlink
  • Elrond
  • Bitcoin SV
  • Ontology
  • ThorChain
  • Solana
  • Bitcoin
  • Avalanche
  • VeChain
  • Tron
  • Yearn finance
  • 0x
  • XTZ
  • Theta
  • Bitcoin Cash
  • Dash

También tienes fondos formados por varias criptomonedas, lo cual es una opción interesante si quieres limitar tu exposición a una sola y diversificar riesgos. Pero, sobre todo, ten en cuenta que las criptomonedas tienen mucha volatilidad, y que jamás deberías invertir en ellas más dinero del que puedes permitirte perder.

Estrategias para invertir en Google

Hay muchas formas de operar con criptomonedasacciones como Google: desde comprar para aguantar a hacer trading intradía para beneficiarse de la volatilidad en el precio.

Pero si eres novato en el mundo del trading, lo más recomendable siempre es invertir todo lo que puedas Bitcoin y hacer hodl durante varios años. Obviamente, no metas más dinero te puedas permitir perder, o en su defecto pon un Stop Loss cercano al precio de entrada.

Más adelante, cuando sepas más del mercado, ya podrás empezar a hacer operaciones más avanzadas como usar el apalancamiento, o abrir cortos.