Cómo invertir en Facebook desde Estados Unidos

Perfil de Facebook

Facebook, más allá de la red social, es una empresa que forma parte del grupo de las 5 grandes de la tecnología junto a Alphabet (Google), Amazon, Apple y Microsoft. Y además de la red social Facebook, con casi 3 mil millones de usuarios, la compañía es dueña de Instagram y WhatsApp.

La red social Facebook se ha mantenido desde hace mucho como la más utilizada. Y WhatsApp, Facebook Messenger e Instagram no están muy lejos en el ranking pues solo son superadas por YouTube que ocupa el segundo lugar. De modo que, en Facebook (compañía), no hay quien la saque del grupo de las 5 grandes o la destrone como la red social número uno.

Todo esto es bien conocido y muchas personas invierten en la compañía sólo por esto. Pero Facebook también tiene otros proyectos que son poco conocidos y que pueden tener mucho impacto para la compañía. Entre ellos, el más relevante seguramente es la criptomoneda Libra, que pasó a ser una stablecoin llamada Diem.

La criptomoneda de Facebook: de Libra a Diem

Inicialmente, Facebook anunció en junio de 2019 su intención de crear una criptomoneda que se integraría a sus productos (Facebook, Facebook Messenger, Instagram y WhatsApp). Esto con la intención de que los usuarios pudiesen tener en sus cuentas una forma de pago segura y muy barata. Fue así como nació Libra.

Sin embargo, este anuncio alarmó a muchos países ya que como sabemos, las criptomonedas son descentralizadas y no pueden ser reguladas por los gobiernos. Por lo que muchos se pusieron directa y abiertamente en contra de la iniciativa de la compañía. Principalmente por el miedo de que la criptomoneda desestabilice las economías dado el número de usuarios de Facebook.

Luego de cumplir con muchos requerimientos legales exigidos por algunos países (entre ellos Estados Unidos) en los que básicamente se acordaron mecanismos para evitar desestabilizar la economía y que el Estado pueda mantener el control de la política fiscal y monetaria, Facebook puede sacar al mercado su criptomoneda, solo que ahora se llama Diem.

Además del cambio de Libra a Diem, ahora se trata de una stablecoin respaldada completamente por dinero circulante. Su valor, a diferencia de otras stablecoins cómo Tether, no fluctúa y siempre mantiene una relación de 1 a 1 con la moneda de referencia. Y decimos moneda de referencia porque no sólo representa al dólar, sino también al euro y a la libra esterlina, entre otras.

Lo mejor es que además de ser Diem una stablecoin, está respaldada por la compañía Facebook y por otras tantas entre las que destacan Coinbase, Uber, Shopify y Spotify. Sin duda alguna, este es uno de los mayores aciertos de Facebook como compañía e indudablemente tendrá repercusiones positivas en su valorización.

¿Ya estás familiarizado con el apalancamiento (también conocido como “leverage”)? Si no, te lo resumimos rápidamente: otra de las grandes ventajas broker es que te permite operar con cifras superiores a las que de verdad posees. Es decir que si cuentas con 100$ y los metes con apalancamiento x2, la cifra de tu inversión será de 200$.

Todo lo que debes saber sobre el apalancamiento financiero

Supongamos ahora que sabes que Facebook va a revalorizarse, por tanto vas a “ponerte largo”. Sin embargo únicamente tienes 1.000$ dólares para tu inversión. ¿A que es una lástima dejar pasar la oportunidad de ganar más dinero?

Siempre podrías ir a tu banco, solicitar un préstamo, dejar algo como aval, esperar a que te lo concedan, esperar a que te llegue el dinero, enviar el dinero a este broker, confirmar que te llegó, y entonces comprar acciones de Facebook.. Pero para entonces es posible que ya haga tiempo que tu intuición se haya confirmado y el precio de Facebook se encuentre ya en un valor tan alto que no merece la pena meterse.

A través del apalancamiento accederás con dos clicks a esa cantidad que necesitas. Es como pedir un préstamo, pero mucho mejor: desde el propio broker puedes conseguir financiación para invertir más fondos de los que realmente tienes en la plataforma. Simplemente a la hora de hacer una operación verás que te aparecen las opciones que en esta captura están destacadas:

apalancamiento

En otros activos la capacidad de apalancarse es mucho mayor. ¿Por qué? Porque las criptomonedas son un valor en el que se suele invertir a medio-largo plazo, y sin embargo que el apalancamiento se usa sobre todo para operaciones de day trading o en general a corto plazo. Una vez aclarado esto, voy a explicarte mejor cómo funciona eso del apalancamiento.

Si tú, para tu inversión de 1000$, escoges el leverage x2, tu inversión es de 2*1000$, es decir de 2.000$. La plataforma te presta lo que te falta para llegar a esa cifra.

Han pasado unos días y, efectivamente, tenías razón: Facebook se ha revalorizado un 20% y los 2.000$ se han revalorizado hasta alcanzar los 2400$, e inteligentemente decides vender.

Antes de nada se te descuentan los 1.000$ del leverage. De los 1.400$ restantes, 1000$ es el dinero que tú mismo pusiste, así que el beneficio neto son 400$.

Has puesto 1000$ y te llevas 400$ de beneficio, nada menos que una ganancia del 40%. ¿Ves lo interesante del apalancamiento, no?

¿Cómo? ¿Todavía te preguntas dónde está el truco? El truco está en que se maximizan los riesgos. Si todo sale según lo previsto y el precio sube, ganarás más en menos tiempo; sin embargo, si el precio se mueve en la dirección opuesta también perderás más dinero en menos tiempo.

Es decir: si en lugar de subir un 20%, el precio baja un 10%, tú no pierdes 10$, sino dos veces (el apalancamiento) esa cifra, 20$. Por eso para operar con apalancamiento es esencial conocer otros dos conceptos: el Take Profit y el Stop Loss.

El Take Profit es la orden de venta automatizada que está por encima del precio de entrada: tú has comprado acciones de Facebook a 100$ y le pides al broker que en cuanto el precio llegue a 120$ cierre automáticamente tu posición. Es muy útil para no verse cegado por la codicia: todos estaríamos encantados con un 20% de beneficio al hacer la inversión, pero al llegar a ese 20% es probable que pienses “¿y si esto no ha hecho más que empezar a subir?”. Algo así como si tu “yo” del pasado se asegurara de que tu “yo” futuro no va a hacer alguna tontería.

Aún más necesario es el llamado Stop Loss, especialmente si operas con apalancamiento: una pequeña pérdida con leverage puede fulminar de golpe cartera. Por eso es imprescindible poner un Stop Loss menor del que te sugiere broker por defecto.

¿Qué es un CFD?

Si ya te has registado en el broker, habrás visto que las siglas CFD aparecen recurrentemente. Ahora explicaremos qué son.

El CFD es un contrato mediante el que las dos partes (tú y el broker) acordáis pagaros la diferencia entre el precio de entrada y el precio de salida del activo subyacente.

¿No has entendido nada de esto último? No sufras, vamos por partes:

¿Qué es el activo subyacente? No es más que el valor en el que se está invirtiendo, Facebook en este caso.

¿Cuál es el precio de entrada? El precio al que está la mercancía en el momento en que tú firmas el CFD.

¿Y el de salida? El precio al que está Facebook cuando tú optes por cerrar la operación.

Importante: como ves, en el precio de entrada no hemos usado la expresión “comprar” y en el de salida no hemos hablado de “vender”. Si sabes de qué estamos hablando, es que ya estás familiarizado con los CFDs que te permiten “entrar en corto” y “en largo”.

La gran ventaja de este broker es no solo que te permite apostar “a favor” (es decir, con perspectivas de crecimiento de tu activo), sino que a través de los CFDs también puedes hacerlo “en contra”. Un ejemplo: tú tienes la certeza de que Facebook bajará, así que lo lógico es pensar “si va a depreciarse, simplemente no me meto y ya entraré cuando haya bajado”. Pero si estás en lo cierto y Facebook de verdad se deprecia pudiste haber ganado dinero.

Esta limitación se supera gracias a una práctica conocida como adoptar una posición corta. Grosso modo, esto funciona así:

  • Pides prestadas 100 acciones de Facebook, valoradas en un total de 5000$ (son cifras completamente inventadas)
  • Las vendes a su precio de mercado, 5000$
  • El precio baja, tal y como sospechabas, y la unidad de Facebook pasa de 50$ a 30$
  • Vuelves a comprar esas 100 unidades, pero ahora cuestan 3000$
  • Devuelves las 100 unidades a quien te las prestó
  • ¡Te embolsas los 2000$ de margen!

Y eso que contado así parece algo mucho más complejo de lo que son en realidad los CFD realizados a través del broker: todo esto se puede resumir en que al invertir en Facebook podrás vender independientemente de que nunca hayas comprado accionesFacebook.

Alguno se estará preguntando “¿esto son los famosos futuros?”. Pues no: los futuros son otro instrumento financiero bastante parecido a los CFD, pero en mi opinión son mucho peores.

Por si te interesa, estas son las principales diferencias entre ambos instrumentos:

  • Contraparte
    • Futuros: la contraparte es otro inversor
    • CFDs: es el broker (eToro). En otras palabras no “juegas” contra otra persona sino contra la banca
  • Fecha de vencimiento:
    • Futuros: tienen fecha de vencimiento. Cuando llega esa fecha, estás obligado a liquidar independientemente de que estés en pérdidas
    • CFDs: no hay fecha de vencimiento. Esto significa que puedes esperar a que tu posición remonte antes de salirte
  • Variedad:
    • Futuros: muy poca variedad
    • CFDs: muchísima variedad, hay CFDs casi de cualquier cosa
  • Inversión mínima:
    • Futuros: inversión mínima muy alta
    • CFDs: inversión mínima extremadamente baja
  • Costes y comisiones:
    • Futuros: al ser cantidades más altas, los costes suelen ser proporcionalmente menores
    • CFDs: lo contrario (sin llegar a ser demasiado altos)
  • Apalancamiento:
    • Futuros: inexistente
    • CFDs: existente y accesible

Criptomonedas

Seguro que sabes de sobras qué son las criptomonedas, pero por si acaso te lo refrescamos: son una divisa digital que utiliza la encriptación para garantizar la veracidad de los intercambios y evitar la emisión de nuevas unidades. En palabras más mundanas, es una moneda digital. La criptodivisa pionera fue Bitcoin, pero desde su nacimiento han visto la luz infinidad de nuevas criptodivisas que incluyen mejoras respecto al modelo original.

El mundo de las criptodivisas es verdaderamente complicado, pero afortunadamente no tienes que saber mucho para invertir en criptomonedas a través de este broker. Tan solo debes ir a Instrumentos, buscar las “Criptomonedas” y escoger la que quieras. A día de hoy estas son las criptomonedas disponibles:

  • Filecoin
  • UMA
  • Compound
  • Zcash
  • Polkadot
  • NEO
  • Tether
  • Iota
  • Terra
  • Ethereum Classic
  • Dogecoin
  • Stellar
  • Ripple
  • PancakeSwap
  • SushiSwap
  • Qtum
  • Cosmos
  • EOS
  • Enjin Coin
  • Synthetix Network Token
  • Litecoin
  • Maker
  • Aave
  • Uniswap
  • Chiliz
  • Monero
  • Ethereum
  • Cardano
  • Polygon
  • Chainlink
  • Elrond
  • Bitcoin SV
  • Ontology
  • ThorChain
  • Solana
  • Bitcoin
  • Avalanche
  • VeChain
  • Tron
  • Yearn finance
  • 0x
  • XTZ
  • Theta
  • Bitcoin Cash
  • Dash

También dispones de fondos que incluyen diferentes criptomonedas. Recuerda que las criptodivisas son productos de altísima volatilidad, y que jamás deberías invertir en ellas más dinero del que puedes perder.

Estrategias para invertir en Facebook

Hay muchas formas de operar con criptomonedasacciones: desde comprar para hacer hold a hacer trading intradía para beneficiarse de las variaciones en el precio.

Si eres principiante en el mundo del trading, la mejor estrategia es confiar en Bitcoin y conservarlo todo el tiempo que puedas. Obviamente, no metas más dinero te no necesites, o en su defecto recuerda poner un Stop Loss de seguridad.

Cuando goces de mayor experiencia, ya podrás empezar a hacer con técnicas de trading avanzado como usar el apalancamiento para la compraventa diaria, o entrar en corto.