Cómo invertir en JP Morgan desde Estados Unidos

¿Es buena idea invertir en JP Morgan?

JP Morgan es una institución financiera de Estados Unidos fundada en 1871 de la que se originaron los tres bancos más grandes del mundo: JP Morgan Chase, Morgan Stanley Y Deutsche Bank. En la actualidad, al referirse a JP Morgan, se está hablando de JP Morgan Chase que nació de la fusión entre el banco original y del Chase Manhattan Corporation en el año 2000.

Por su parte, el Chase Manhattan Corporation también tiene una larga historia, remontándose su fundación al año 1824 con el nombre de Chemical Bank. Siendo este durante varios periodos el banco más grande de Estados Unidos tanto en materia de depósitos como de inversión.

Desde su fundación, el Chemical Bank creció y se fusionó con otros bancos siendo el año 1996 en el que adquirió a Chase Manhattan Corporation. Este nombre lo mantuvo hasta el 2000 cuando se fusionó con JP Morgan y pasó a llamarse formalmente JP Morgan Chase & Co.

La fusión de estos dos grandes bancos dio origen a un gigante que es considerado como la institución de servicios financieros más antigua del mundo. Además de ser la más grande teniendo como activos la astronómica cifra de 3.689.336.000.000 dólares, es decir, 3,6 billones.

JP Morgan Chase como inversión

La frase “demasiado grande para caer”, que tiene implicaciones económicas detrás, describe completamente al JP Morgan Chase de la actualidad. Es prácticamente imposible que este banco caiga, independientemente del estado de la economía.

Y si llegara a hacerlo, sería inmediatamente rescatado por el gobierno norteamericano como ha ocurrido con otros bancos. Esto debido a que, por su tamaño, tendría grandes implicaciones para la economía en general que JP Morgan Chase desapareciese.

Sin embargo, como ya dijimos, es prácticamente imposible que esto ocurra porque JP Morgan Chase, junto con la FED, ha rescatado a otros bancos. Tal es la magnitud e importancia de esta institución financiera.

Así que, si un inversor está buscando una empresa donde su dinero esté seguro en todo sentido, JP Morgan Chase es la mejor elección posible. Porque para terminar, las acciones de esta empresa tienen buenos rendimientos y pagan dividendos a sus inversores.

¿Cómo funcionan los CFD?

Si has empezado a informarte sobre el broker, habrás visto que las siglas CFD aparecen recurrentemente. Ahora explicaremos qué son.

El CFD es un contrato a través del que las dos partes

La gran ventaja de este broker es no solo que te permite invertir “a favor” (es decir, con perspectivas de revalorización de tu activo), sino que a través de los CFDs también puedes hacerlo “en contra”. Pongamos un ejemplo: tú tienes la convicción de que JP Morgan bajará, así que lo lógico es pensar “si va a depreciarse (bajar de precio), simplemente me abstengo de meterme y ya compraré cuando haya bajado”. Pero si estás en lo cierto y JP Morgan realmente baja habrás perdido la oportunidad de ganar dinero.

Esta limitación se supera gracias a una práctica conocida como adoptar una posición corta. Grosso modo, esto va así:

  • Pides prestadas 100 acciones de JP Morgan, valoradas en un total de 5000$ (son cifras completamente aleatorias)
  • Las vendes a su precio de mercado, 5000$
  • El precio baja, tal y como intuías, y la unidad de JP Morgan pasa de 50$ a 30$
  • Recompras esas 100 unidades, solo que ahora cuestan 3000$
  • Devuelves las 100 unidades a quien te las prestó
  • ¡Te embolsas los 2000$ de diferencia!

Ten en cuenta que suena bastante más farragoso de lo que son en realidad los CFD realizados a través del broker: toda esta operación se puede resumir en que cuando entres en la sección de JP Morgan podrás vender independientemente de que nunca hayas comprado accionesJP Morgan.

Estrategias para invertir

Hay muchas formas de operar con acciones como JP Morgan: desde comprar para aguantar a hacer trading intradía y aprovechar la volatilidad en el precio.

Pero si eres principiante en el mundo del trading, la mejor estrategia es invertir todo lo que puedas Bitcoin y conservarlo todo el tiempo que puedas. Obviamente, invierte solo la cantidad que te no necesites, o en su defecto recuerda poner un Stop Loss de seguridad.

Cuando ya tengas mayor experiencia, ya podrás dar tus primeros pasos operaciones más avanzadas como usar el apalancamiento, o abrir cortos.

¿Ya conoces el apalancamiento (“leverage”)? Por si acaso, te lo resumo rápidamente: otra de las grandes ventajas broker es que te deja operar con cifras superiores a las que realmente tienes. Es decir que si cuentas con 100$ e inviertes con apalancamiento x2, la cifra que invertirás es de 200$.

¿A que parece un fraude? Ni mucho menos: el apalancamiento financiero te deja, de verdad, invertir más dinero del que en realidad tienes.

¿Y cómo funciona el apalancamiento?

Pongamos un ejemplo: en esta ocasión estás convencido de que JP Morgan va a subir de precio, por tanto vas a “ponerte largo”.

Estás completamente convencido de que JP Morgan subirá, pero únicamente dispones de 1.000$ dólares para tu inversión. ¿Verdad que sería una pena no aprovechar la oportunidad de ganar más dinero?

Evidentemente podrías ir al banco, solicitar un préstamo, poner alguna propiedad como aval, esperar a que te lo acepten, esperar a recibir el dinero, enviar el dinero a este broker, confirmar que te llegó, y entonces comprar acciones de JP Morgan.. Sin embargo, para entonces es posible que ya haga varios días que tu intuición se haya confirmado y el precio de JP Morgan esté ya en un valor tan alto que sería absurdo meterse.

A través del apalancamiento conseguirás esa liquidez que necesitas. Es como pedir dinero prestado, pero mucho más ventajoso: desde el propio broker puedes conseguir dinero para invertir mucho más dinero del que tienes en la plataforma. Es muy sencillo, a la hora de invertir verás que te aparecen las opciones que en este pantallazo están destacadas:

apalancamiento JP Morgan

Ten en cuenta que las criptomonedas son un valor en el que se suele invertir a medio o largo plazo, y sin embargo que el apalancamiento se usa más bien para operaciones intradía o en general a corto plazo. Una vez aclarado esto, vamos a explicar mejor cómo funciona eso del apalancamiento.

Si con 1000$ optas por el leverage x2, tu inversión es de 2*1000$, es decir de 2.000$. La plataforma te deja la cantidad restante para llegar a esa cifra.

Pongamos que ha pasado el tiempo y, efectivamente, acertaste: JP Morgan se ha revalorizado un 20% y tu inversión se ha convertido en 2400$. Ok, no seas avaricioso y cierra la operación.

Lo primero, por supuesto, es que se te descontarán los 1k$ del leverage. Te quedan 1.400$, de los cuales 1000$ es el dinero que tú mismo pusiste, así que la ganancia neta son 400 USD.

Pones 1000$ y te llevas 400$ de beneficio, nada menos que un beneficio del 40%. ¿Increíble, no?

¿Cómo? ¿Que aún te estás preguntando dónde está el truco? El truco está en que se maximizan los riesgos. Si todo sale según lo previsto y el precio sube, ganarás más en menos tiempo; sin embargo, si la cotización oscila en la dirección opuesta también perderás más dinero en menos tiempo.

Es decir: si el precio baja un 10%, entonces no pierdes 10$, sino dos veces (el apalancamiento que seleccionaste) esa cifra, 20$. Por eso para operar con apalancamiento es básico estar familiarizado con otros dos conceptos: el Take Profit y, sobre todo, el Stop Loss.

El Take Profit es una orden de venta automatizada que está por encima del precio de entrada: tú has comprado acciones de JP Morgan a 100$ y le pides al broker que en cuanto el precio llegue a 120$ cierre inmediatamente tu posición. Es muy útil para no verse cegado por la codicia: todos estaríamos encantados con un 20% de beneficio al hacer la inversión, pero al alcanzar ese 20% es probable que te plantees “¿y si esto no ha hecho más que empezar a subir?”.

Aún más necesario es el llamado Stop Loss, especialmente si hay apalancamiento de por medio ya que una pequeña pérdida con apalancamiento puede acabar de golpe con saldo. Por eso es crucial poner un Stop Loss más conservador del que te sugiere broker.

Así que no escojas apalancamiento si vas a comprar JP Morgan para conservarlo más de una semana.

Cripto

Las criptodivisas son un medio digital de intercambio que utiliza la criptografía para asegurar la legitimidad de las transacciones y evitar o limitar la creación de unidades. O dicho en palabras más mundanas, es una divisa descentralizada. La primera criptodivisa fue el Bitcoin, pero desde su nacimiento han visto la luz infinidad de nuevas criptodivisas que incluyen cambios respecto al modelo original.

Detrás del mundo cripto se esconde una gran complejidad, pero afortunadamente no hay que saber mucho para invertir en criptomonedas a través de este broker. Simplemente debes ir a Instrumentos, buscar las “Criptomonedas” y escoger la que quieras. Actualmente puedes encontrar estas:

  • Filecoin
  • UMA
  • Compound
  • Zcash
  • Polkadot
  • NEO
  • Tether
  • Iota
  • Terra
  • Ethereum Classic
  • Dogecoin
  • Stellar
  • Ripple
  • PancakeSwap
  • SushiSwap
  • Qtum
  • Cosmos
  • EOS
  • Enjin Coin
  • Synthetix Network Token
  • Litecoin
  • Maker
  • Aave
  • Uniswap
  • Chiliz
  • Monero
  • Ethereum
  • Cardano
  • Polygon
  • Chainlink
  • Elrond
  • Bitcoin SV
  • Ontology
  • ThorChain
  • Solana
  • Bitcoin
  • Avalanche
  • VeChain
  • Tron
  • Yearn finance
  • 0x
  • XTZ
  • Theta
  • Bitcoin Cash
  • Dash

También tienes fondos que incluyen diferentes criptomonedas, lo cual es una opción interesante si quieres reducir tu exposición a una sola y diversificar riesgos. Recuerda que las criptodivisas son productos de altísima volatilidad, y que debes tener especial cuidado al invertir en ellas.